COMUNICACIÓN ASERTIVA

¿Qué es la comunicación?

La comunicación son todas aquellas conductas que tienen como objetivo transmitir información, sentimientos, emociones, actitudes, deseos… entre dos o más interlocutores, estableciendo de este modo una serie de secuencias de conductas verbales y no verbales interdependientes encaminadas a una meta y/o sentimientos.

¿Qué ocurre cuándo hay una mala comunicación?

Cuando se llegan a presentar problemas dentro del intercambio de información que tienen dos o más personas, cuando ésta llega a su meta se obtiene totalmente distorsiona u obstaculizada.

¿Por qué ocurre esto?

Entre las muchas dificultades que puede llevar a que la comunicación no sea asertiva, queremos destacar:

  1. Oímos en vez de escuchar: muchas veces pensamos que estamos escuchando a la otra persona cuando en realidad solamente estamos oyendo. Para poder escuchar hace falta emplear una escucha activa, que se centra en su comunicación verbal pero también en la no verbal, además de todo el mensaje emocional que nos está transmitiendo.
  2. Decir constantemente lo que uno piensa sin escuchar a la otra persona: en muchos casos, las personas saben lo que van a decir incluso antes de que los demás interlocutores hayan terminado de hablar, ya sea por sus prejuicios o porque ambos tienen conflictos, están en un estado defensivo y quieren tener la razón por encima de todo, cueste lo que cueste. De esta forma, es imposible tener una buena comunicación y no habrá un debate constructivo.
  3. Falta de confianza: puede provocar que seamos incapaces de expresar correctamente lo que queremos decir y, en muchos casos, puede llevar a una falta de confianza en nosotros mismos, incapacidad para expresar nuestras opiniones correctamente y a que no haya restricciones en las relaciones interpersonales, por tanto, buena comunicación.
  4. Falta de empatía: es una habilidad social básica que nos permite relacionarnos con nuestro medio. Sin ella, el intercambio de información se hace pobre.

¿Qué tipos de comunicación hay?

  • Comunicación pasiva: aquella que está de acuerdo con todos los demás interlocutores aunque vaya en contra de lo que uno piensa o sus creencias. No se llegan a expresar las opiniones propias ni las necesidades propias. Por ejemplo: tener miedo a hablar.
  • Comunicación agresiva: se defiende su propia información por encima de todo, sin tener en cuenta al otro interlocutor ni a la comunicación en si. Por ejemplo: interrumpir constantemente y expresar la opinión por encima de los demás.
  • Comunicación asertiva: es una habilidad social donde las interlocutores se expresan, comentan sus ideas, sus puntos de vista… de manera congruente, clara, directa, equilibrada, honesta y respetuosa, sin la intención de herir o perjudicar al otro. Por ejemplo: hablar abiertamente respetando y sin miedo al otro interlocutor.

¿Cómo desarrollar una buena comunicación asertiva?

Lo primero es tener en cuenta que cosas dependen de uno mismo y que cosas no, es decir, las cosas que yo puedo controlar son mis comportamientos, mi actuación, mi esfuerzo… Por otro lado, las cosas que no puedo controlar es lo que los demás piensan de mi, la actitud de los demás, las cosas que los demás esperan de mi…

Para ello, para poder lograr esta comunicación asertiva, os recomendamos los siguientes pasos, recordando no herir ni perjudicar al otro:

  • Ser claro.
  • Ser honesto.
  • Ser concreto.
  • Ser correcto.

Para cualquier consulta, nos dudes en contacta con nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s