DEUDAS EMOCIONALES

Tal y como sugiere su nombre, es un fenómeno ligado al tiempo, pero ¿qué son las deudas emocionales?

Es un desajuste emocional establecido mínimo con dos personas. La deuda emocional es complicada porque la mayoría de las veces ocurre en nuestra inconsciencia, sin ser el resultado de un evento específico, sino el resultado de una serie de relaciones dinámicas.

Normalmente, suele crearse en dos momentos temporales diferentes en nuestra vida produciendo un compromiso entre ambas partes por un intercambio mal equilibrio. Además, para que ello se produzca tiene que darse tres condiciones:

  1. Una imagen o foto sin objeto real.
  2. Un vínculo emocional con esa imagen.
  3. El sujeto debe de establecer un compromiso voluntario con esa imagen con alta carga emocional.

¿Qué genera llevar una carga emocional con alguien?

La deuda emocional puede generar frustración y culpa porque está relacionada con el compromiso con uno mismo o con los demás, e incluso con lo que creemos que espera nuestro alrededor de nosotros mismos. Esto significa que debe estar a la altura de lo que los demás esperan de ti, y luego, si está endeudado, debe vivir para pagar las deudas con los demás.

Además, la deuda emocional hará que te culpes a sí mismo por tomar diferentes acciones ahora. Esto hará que te hables a ti mismo de manera dura y te castigaras por no observar o incluso traicionar tus valores.

¿Qué puedo hacer para superar mi deuda emocional?

Para poder salir de una deuda emocional, el primer paso es renococerla.

  • No aceptes cumplidos que te atraigan a esa deuda.
  • Sé responsable haciendo aquello que te gusta.
  • Cuando puedas, cierra esa situación y no te sientas mal por hacer lo que sentías.
  • Acepta las cosas tal y como son, también deberás saber que a veces para ganar es necesario perder también.
  • Toma tus propias decisiones y cierra el contrato pendiente.
  • Aprende a dejar ir.

Finalmente, debes aprender que la única deuda que nunca podremos pagar es la deuda que tenemos con nuestros padres porque ellos nos dieron la vida. Esta es una deuda que no podemos saldar. Lo mejor que podemos hacer es crear nuestras propias vidas y respetar todo lo que nos dan a través de nuestros hijos o personas cercanas.

Si aún así, sientes que la deuda emocional no puedes controlarla, ponte en contacto con un psicólogo/a, te guiarán en todo momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s